657 544 062 | info@reikisaludibiza.com

  • Ana Isabel Moreno. Clienta de Coaching

    "Tras decidirme a probar con Marta unas sesiones de coaching, me di cuenta, primero, y lo más importante, que quería cambiar algún aspecto de mi vida que me impedía avanzar en algunas areas, en mi caso, era la parte laboral.  Para mi fue muy importante el darme cuenta, gracias a Marta, de que lo primero, es creer en el potencial que tienes, y lo segundo, en lo que me ayudo mucho Marta, fue a concienciarme de que para conseguir mis metas, debo de ser constante. Ahora sé organizarme mejor, priorizo las tareas y soy consciente de mi propio potencial (aunque a veces el miedo me sigue frenando un poco :) )

    La relación profesional con Marta ha sido muy buena, te hace sentir muy cómoda durante las sesiones.  Para mi Marta tiene un gran valor que es la confianza que trasmite. No es tarea fácil que un  “extraño” te analice, y te ayude, sin conocerte de nada a sacar lo mejor de ti. "

    • Ana Mañeru Méndez. Clienta de Reflexología

      "Conocí a Marta en 1998 y, desde entonces, no he dejado de aprender cosas de ella que son fundamentales para mí, sobre todo porque me traen bienestar y felicidad.

      Una de ellas fue el  poder experimentar los beneficios de la reflexología podal, que descubrí gracias a ella.

      Volvía una tarde de trabajar bastante cansada y con un dolor de cabeza monumental, se lo comenté a Marta y me habló de la reflexología. Como yo era muy escéptica, y ella no es nada impositiva, me propuso simplemente probar.

      Empece con cierta desgana y descreimiento. Cuál no sería mi sorpresa cuando en unos minutos se me empezó a despejar la cabeza como por arte de magia y en pocos minutos más no quedaba ni rastro del dolor y el atontamiento con el que había pasado toda la tarde, incluso después de haber tomado un analgésico. 

      ¡Se me está pasando! dije, como quien vive un milagro. Ella con esa sonrisa tranquila y franca que también cura, me contestó. ¡Pues claro!

      Especialmente aprendí de Marta que muchas veces tenemos los remedios en nuestras manos, en nuestro propio cuerpo. Solo tienes que detenerte un poco, escucharte y aprender a tratarte bien. 

      Yo le estoy agradecidísima, porque además de todo esto siempre me hace reír con su manera de hacer y decir las cosas ¡¡Un regalo!!"

      • Carmen Montero. Alumna de Reiki

        "Decidí aprender Reiki en plan rescate, porque necesitaba una técnica que me diera la posibilidad de gestionar mejor mis emociones. Estaba pasando una etapa de mucho stress lo cual me generaba mucha ansiedad, insomnio y jaquecas. Conciliar la vida laboral, familiar y además tener tiempo para cuidarme no es fácil.

        Reiki me ha aportado mejoría física al desaparecer el insomnio y las jaquecas. Tengo  un mejor descanso y me da más energía y me libera del agotamiento permanente. He mejorado mi humor y la manera de relacionarme con los demás.

        Desde que hice el primer nivel de Reiki es una herramienta que utilizo con mi familia. A mi hija al principio le costaba un poquito estar quieta y le  daba Reiki cuando estaba dormida o cuando estábamos en el sofá viendo una película.  Ahora es ella quien me pide que le de Reiki cuando no puede dormir, está nerviosa o simplemente porque le gusta.

        Marta es una gran profesional y me ha dado mucha confianza. Es comunicadora, tiene una gran facilidad para transmitir conocimientos y es muy didáctica. Pone a tu servicio intercambios de Reiki donde puedes practicar y hace un seguimiento de cada alumno. Sus manuales, sin duda, son los mejores.  Cuida mucho los pequeños detalles y pone mucha pasión en cada curso. Siempre deja espacio para las dudas y preguntas y si después necesitas alguna aclaración ella siempre está ahí vía mail o Redes Sociales. Marta no enseña Reiki vive el Reiki y esto se nota y lo traslada a los alumnos."

        • José Díaz. Cliente de sesiones de Reiki

          "Empecé tomar Reiki por una recomendación de una amiga, y desde la primera sesión supe que se convertiría en algo necesario para mi cuerpo y mente. Con la ayuda de Marta, me di cuenta de cómo los factores externos nos infuyen y se quedan en nosotros, notaba mis atascos como el que padece de cervicales y va al fisioterapeuta.

          Con un tratamiento continuado he aprendido a ver las cosas de otro modo, y he descubierto muchas otras que antes ignoraba, reaccionando de una forma mucho más consciente y calmada ante situaciones que en el pasado habían supuesto una tensión mucho más angustiosa.

          Lo que Marta llama "tomar conciencia", es darse cuenta de cosas que te podías llevar tiempo negando tú mismo sin darte casi cuenta, es abrir los ojos progresivamente. Ella transmite y enseña mucho en sus sesiones"

           

          • Mar Sánchez. Clienta de sesiones de Reiki

            "Para mi el Reiki supone un profundo momento de paz, un alto en el camino. Me lleva a conectarme conmigo de una manera más nítida y profunda. Me rebaja mi nivel de estrés.

            El Reiki lo conocí a través de familiares hace mucho tiempo, pero en este último período lo he usado especialmente durante mi embarazo, para que mi bebé no percibiera, o lo hiciera en menor medida, mi agitado ritmo de vida.

            Me decidí ir a la cosulta de Marta para que me diera sesiones de Reiki por su seriedad y profesionalidad "

            • Marta Onrubia. Alumna de Reiki

              "Se podría decir que era adicta a los dolores de cabeza, producidos por el intenso trabajo mental y emocional.

              Aprender Reiki me ha ayudado a pasar por la vida con otro ritmo y a mi cabeza  la ha ayudado a no tener ese alto voltaje innecesario.

              Todo poco a poco, según mi experiencia  todo se resuelve, dejando fluir y sorprendentemente a veces no es tan necesaria nuestra intervención que en algunos casos pudiera ser incluso, nada productiva.

              Desde que hice el primer Curso de Reiki ha mejorado por supuesto, mi manera de afrontar la vida y  no solo ha mejorado, también he aprendido a conocerme un poco más, a ser más consciente de mi misma, a saber enfocar mis objetivos de una manera consciente y sana.

              Práctico Reiki a menudo, A veces en momentos tranquilos y a veces en momentos estresados, también lo he practicado durante el día y por la noche es cuando más me ayuda a conciliar el sueño y nunca mejor dicho a desconectar del torrente mental y emocional. 

              Marta me cautivó por la sencillez y tranquilidad de sus explicaciones."

              1-6 de 7